Petra, Wadi Musa, Jordania

El Tesoro, Petra
Si me preguntan un lugar que tienen por obligación que conocer antes de morir no los dejaría ni terminar la pregunta antes de contestar PETRA!! Simplemente de todos los lugares que conozco es el más impresionante. Desde que vi Indiana Jones y la Última Cruzada me dije que si ese lugar existía tenía que ir y un día leyendo National Geographic me di cuenta que sí existía y que quedaba en Jordania. Puede parecer como imposible de llegar pero la verdad no lo es tanto, incluso EasyJet ahora vuela a Jordania.

Jordania es un país pequeño y donde es fácil transportarse, con buena infraestructura y donde gran parte de la población habla inglés sin problema; incluso vi niños que hablan fluidamente otros idiomas como japonés e italiano.

Lo más fácil es llegar vía aérea. Yo lo hice en un viaje de 24hrs desde El Cairo, primero avión hasta Sharm El Sheik, luego bus hasta Nuweiba, ferry cruzando el Mar Rojo hasta Aqaba ya en Jordania y taxi hasta Wadi Musa. También se puede volar a Aqaba o Amman y tomar taxi o bus hasta Wadi Musa. Yo lo hice por barco porque pretendo ir a Siria y Líbano y si se tiene algún sello israelí en el pasaporte no te dejan entrar y si lo hacía por bus tenía que pasar por Israel. Si se entra por Amman hay que pagar una visa de $15, si se entra por Aqaba ya sea por aire, mar o tierra es gratis la visa.

Ahora sí, a lo que vinimos... De cómo es Petra no voy a contar nada, los voy a dejar que se sorprendan ustedes solos. Lo que sí les voy a recomendar es que vayan por lo menos 3 días a la ciudad (2 a Petra) porque es muy grande, van a tener que caminar mucho y por el calor lo van a tener que hacer despacio, además de que así lo pueden disfrutar más. Venden entrada para 2 días a mejor precio que los dos por separado.

Primero que todo tomen en cuenta que es en medio del desierto así que vayan bien cubiertos con sombrero o gorra (o turbante), anteojos, bloqueador y mucha agua ya que la van a necesitar y adentro es carísimo, también si pueden llevar su comida llévenla. La comida adentro es escasa y realmente cara ya que lo que hay son dos restaurantes (uno de Marriot y otro de algún otro hotel caro), casi que sólo bebidas se pueden conseguir a buen precio y salir no vale la pena ya que la distancia es mucha hasta la salida, por eso les recomiendo llevar algo de comer.Yo cometí el error de no llevar nada el primer día y terminé el día con fiebre y vómito por insolación.

Otro consejo importante es que madruguen. El sitio abre a las 6am, si llegan a esa hora no se van a encontrar casi que ningún turista y van a poder tomar muy buenas fotografías gracias a la posición del sol, cuando estén ahí se van a dar cuenta del porqué. Es cierto que abren a las 6am pero lo curioso es que no cierran así que si quieren pueden pasar la noche ahí lo que sí es que tengan cuidado porque como es desierto puede hacer mucho frío en la noche.

Petra está lleno de caminos y no hay mucha demarcación así que les recomiendo que exploren el lugar a fondo, suban todas las gradas que se encuentren y vívanlo. El silencio que hay en los lugares altos es increíble porque no se escucha nada, ni el viento, y si el día está claro pueden ver hacia el oeste a lo lejos zonas de Palestina.

Hay un camino muy bueno para tener una buena visión del Tesoro, camino que no está marcado pero recuerden, siempre a la derecha, así lo encuentran. Es como ir alrededor de las casas y tumbas, suben y ahí lo encuentran.

Vista del Tesoro desde lo alto

La oferta de hostales no es muy amplia pero sí se consiguen, aparte está la opción de dormir en los techos de algunos hoteles. Yo me quedé en el hotel Orient Gate de mi buen amigo Mohamed, ahí está la opción de dormir en el techo que es en el último piso en unas alfombras en el suelo. Se duerme bien, no es tan incómodo como parece, además de que incluye desayuno árabe (té, pan sin levadura, mantequilla y huevo duro).

Al ser una ciudad tan turística, y más después de haber sido declarada Petra como una de las nuevas maravillas del mundo puede ser un poco más caro que el resto de Jordania, incluso puede ser un país caro en general por el tipo de cambio, pero realmente vale la pena, además de que siempre se puede comer en lugares a buen precio la deliciosísima comida árabe. En general también es muy seguro así que no hay mucho que cuidarse en ese sentido.

Para transportarse hasta otras ciudades hay muchos buses pequeños a lo largo del día que en pocas horas están en otra ciudad, no se preocupen por eso que es fácil de moverse. También es bueno saber que los jordanos son las personas más hospitalarias que existen, incluso pueden terminar comiendo en la casa de algún desconocido o compartiendo el almuerzo con beduinos. Un país realmente bonito e interesante.

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.